Del inicio de esta aventura y en un día sin THC

.

La mayoría de los días de mi vida eso son. Días en que no consumo ni deseo consumir.

Detrás de ese barco está mi habitación. Pero tengo otra en esta casa, es decir, este estudio desde el que escribo y que es el día a día de mis días, ya te hablaré de él… Actualmente vivo sin amor pero durante muchos años hubo un rubio en mi vida. Y él lo llenaba todo, mis aspiraciones y mi existencia. Difícil de comprender para cualquiera porque era una relación, más bien, de índole espiritual. No fue eso lo que comenzó siendo pero fue en lo que derivó.

Actualmente estudio filosofía, es una pasión, y también me introduzco en la biología evolutiva y mis aspiraciones se dirigen al entendimiento de la  biología molecular y la era genómica. En concreto para lograr hacerme(nos) inteligible los procesos biológicos que afectan a nuestras células durante la ingesta cannábica.

Y también escribo dos caminos distintos, he sido caminante. El primero es la excusa perfecta para un control casi normativo de la historia de la filosofía. Te lo presento aquí.

.

.

El segundo y posterior es una experiencia más radical; de hecho no es un camino al uso sino la narrativa de una deconstrucción de la personalidad y su consiguiente recomposición, como arte, como estética. Pero que se inicia en el mismo instante en que  entro en contacto con la sustancia, a la edad de 38 años.

El Materialismo Filosófico reconoce tres tipos de materialidad: la corporeidad biológica o materialidad de la physis, la psicología del hombre (esto sería esa personalidad de la que hablo), quizá para ti como para mí se llame alma o en algún momento se llamara así. Y a continuación la eidética, pongamos el espíritu pero que se refiere a los correlatos filosóficos y científicos. Es decir, eso que no está en tu interior y que incorporas a través de la cultura, el estudio y el conocimiento. Lo que nos diferencia de la generalidad de los animales. Aunque la mayoría de nosotros no pasa de ser horda sin discernimiento.

.

.

Esto comenzó por un pintor de mi ciudad que se llama Rafa Dueñas. Visité una exposición suya, me atrajo su expresión artística, le comprometí de alguna manera, yo andaba entonces entusiasmada con la fenomenología (la ciencia de la experiencia de la conciencia) y asistía a las clases oficiosas que un doctor en la materia impartía a través de su facebook…  Sólo que cuando el pintor me retrató en esa pose y yo me decidí a basarme en mi retrato para la composición de mis  nuevos cuadernos… creo que esto no fue aprobado verdaderamente.

Hoy Hannah Arendt me ha hecho comprender una cosa importantísima y es que el filósofo se posiciona ante la naturaleza y cuando medita sobre ella habla en nombre de toda la humanidad,  y esa era una sospecha que yo tenía, porque, de hecho, siento el mismo tipo de ”hostilidad” por la política que Hannah asegura que experimentan la mayoría de los filósofos (Kant fue una excepción).

Entonces, al margen de esto que construyo, yo aquí voy a diversificarme en varios aspectos. Llevare un registro sincero de mi consumo y me comunicaré en este ámbito desde este estado.  A tener en cuenta el título de esta bitácora o blog: María de Cannabis.

Después… procuraré encontraros a todos los que estáis en la lucha y agruparnos, aunque sea a través de enlaces, para que nos concienciemos de cuál es nuestra postura en concreto: legalización, despenalización, no sé qué más opciones serían deseables pero la que existe, hoy por hoy, no lo es. Quedo a la escucha de vuestras experiencias y relatos (lafenomenologiadelaalondra@gmail.com) consideraciones o comentarios, porque entre todos debemos dilucidar cual va a ser nuestro planteamiento, el que deseamos para nuestras vidas, y si vamos a seguir consintiendo que este bipartidismo decida por nosotros lo que sólo nosotros debemos decidir desde nuestra conciencia y  libertad.

Transcribo a continuación unas palabras de un crítico de arte…

”En cuanto al cannabis también soy partidario decidido de la legalización y no sólo por sus virtudes terapéuticas, que las tiene y muchas, sino por los estados placenteros que te proporciona y que sólo puede prohibir un Estado empeñado en privarnos de cualquier placer distinto del que él ha proporcionado  para todos nosotros. Todos tenemos derecho a buscar el placer donde, como y con quien nos plazca y no existe ninguna autoridad que nos lo pueda prohibir legítimamente”

Documentales, noticias, exposiciones, en resumidas cuentas: información (que es poder).  Todo eso buscaré y trataré de triturar a través de este espacio. Problemática, inconvenientes, mal uso y bueno uso, abuso y lo que se deriva de ello.

Cada entrada quedará registrada en la página INDICE. Especificando cual es su contenido para abreviar la exploración  de interés.

Anuncios

Publicado el junio 22, 2011 en Inicio. Añade a favoritos el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Comentario en respuesta a una entrada que visito en Marihuana Blog: CAFÉ PAN Y PORRITOS: A la propuesta de COMO LEGALIZAR LAS DROGAS


    Hola, muchas gracias por tan estupenda información y selección de enlaces que ofreces. Tengo una pregunta para ti: ¿alguna vez haces alguna pausa en tu consumo? A mí me pasa conmigo misma que alucino con las cosas que se me ocurren cuando fumo pero luego las miro racionalmente y sí, hay muchas válidas, esas las mantengo y me dan la vida pero también me doy cuenta, entonces, de lo delirante que llego a ser. Y he tenido la sensación al leerte a ti de que no sueles entrar mucho en razón. Oye, y que no es ofensivo. No te vayas a mosquear conmigo, que es lo que menos quisiera. Pero la verdad, reconozco en ti mis síntomas de idas de la olla. Ya sé que nos movemos y damos la brasa a donde la haya que dar (jefes de estado en tu caso, catedráticos en el mío… y a quien sea) y eso es encomiable, pienso que sí. Pero bueno, la humildad a mí me parece que es recomendable y yo la obtengo de quien soy, no de en quien me convierto cuando siento que tengo alas. Un saludo Pringadillo. Espero poder continuar diálogo contigo.

    Ella de Carmen

  2. Comentario en la consulta de Kurilonko, en la entrada: Comisión Mundial sobre Políticas de Drogas pide legalizar el cannabis

    Dr. Romi este artículo no está vinculado en cannabis. Yo te estoy vinculando por ese tag. No estoy de acuerdo en lo de nulo riesgo de adicción pero sí apuesto por la legalización, evidentemente, y no tan sólo despenalización. Es absolutamente falso que el cannabis no sea adictivo. Otra cosa es que no se presenten síntomas físicos si cesa el consumo. Los adicción psicológica es potente en todos nosotros. Y negar eso sólo supone autoengañarse y minimizar riesgos.

    Ella de Carmen

  3. Tenemos algunas diferencias en cuanto al riesgo de adicción que pudiera producir el consumo de marihuana. Me baso básicamente en mi experiencia personal que, como te lo he contado, es de larga data. Y como te lo hago notar en la respuesta que te dí en “la consulta…”, no creo que me esté autoengañando al minimizar los riesgos que el trato con esta sustancia implica.
    Lo deseable, y que raramente se cumple, es que uno mismo tome las decisiones informadamente.

    • Querido Dr. Romi: piensa una cosa; tú siempre has tenido cabeza. Como le dije alguna vez a una amiga: Quien tiene cabeza para ello se puede permitir lo que quiera. Pero no hay que mirar las cosas sólo desde uno, cuando se trata del bien común; se debe enfocar cada lugar particular y cada asunto concreto. Yo voy a procurar desarrollar todos los avatares (los positivos y los negativos) que ha conllevado mi consumo. Por qué no te planteas hacer lo mismo, porque la finalidad de este trabajo, que para mí es una investigación filosófica (aunque hoy no controle todavía cómo debe plantearse formalmente una investigación de este tipo), es construir una tesis, con la suficiente potencia como para enfrentarlo a los poderes existentes; que son los que regulan nuestras vidas. Entonces, voy a ser crítica al máximo; principalmente conmigo en los pasos dados hasta hoy. Para mí esto es fácil porque el análisis forma parte de mi manera de ser, y cuando debo ser autocrítica lo soy pese a que alguna parte mía no salga bien parada de la confrontación. ¿Recuerdas tu primera experiencia con la el THC? Hazme un gran favor, Elígeme tu arcano representativo. Estamos juntos en esto desde que nos conocemos: No me dejes sola, por favor Porque sin unión no hay fuerza.

  4. Yo era un consumidor “a lo bestia”. Lo hacía por el puro y simple placer sin preguntarme absolutamente nada: ni cuestionar nada. Hasta que los Manes, juguetones, quisieron que nuestros caminos se encontraran y eso fué bueno. Dejé las cavernas y fuí descubriendo que había algo más que el sólo disfrute. Estaba la responsabilidad, por ejemplo; también, el derecho inalienable que tengo de disponer de mi mente y cuerpo y de ahí, el que el resto de mis congéneres tienen en cuanto a ello. Me di cuenta que el omnipresente Estado es quien- ¿con qué derecho, me pregunto?- ha estado decidiendo por mí qué es lo que me permite en un ámbito que es únicamente mío y nada más que mío, porque además es lo único que realmente poseo: mi mente. Han sido infinidad de ideas,argumentos y contraargumentos los que hemos intercambiado y siento firmemente que lo hemos hecho de buena fé porque creemos que el tema que tocamos no es algo baladí ni insustancial y que de una u otra forma, en algún momento, los gobiernos deberán tomar determinaciones que sí o sí nos afectarán; claro, no es sencillo…, pero ahí vamos.
    Mi primera experiencia con el THC, fué única e irrepetible. Era tan maravilloso el ambiente en la Discotheque Iskra, San Sebastián (Costa Central de Chile, febrero de 1970)… sólo escuchar la música que ponía el grupo “Los Mac’s”, mirar las luces, inmerso en una especie de hermandad no declarada con los compañeros que compartíamos esa experiencia primeriza- parte de los aderezos que formaban esas salidas a mochilear por el país, liberación del hogar paterno- inexplicable comunión y un “sentirse bueno”. Así pasó la noche, casi sin hablar ni hablarnos, sobrecogidos por la intensidad de lo que estábamos sintiendo: (no es totalmente cierto que a uno le dé por sólo reír) una amalgama de sonidos,luz y color.
    Mi arcano, siento que no podría ser otro más que El Caminante.
    Por supuesto que no te dejaré sola ( lo mismo te pido respecto a mí), por alguna razón que la razón no nos ha mostrado es que se me ocurrió dar un paseo por Las Nubes y a tí contestarme. ¿Lo demás?, bueno, a nuestros biógrafos cuando elaboren sus entradas en las enciclopedias les corresponderá aquilatar la valía del esfuerzo.
    Con mi mejor abrazo de hoy, asturiana.

    • Romi, temo no haber entendido bien el principio de estas últimas palabras tuyas. ¿Quieres decir que jamás te lo habías cuestionado? Y entonces, ¿puedes querer decir que no has alcanzado aún la posibilidad de consumo de auténtica exploración? ¿Para que la sustancia contribuya a trabajar, verdadera y programadamente para ti?

      No, no, ya lo verás. Yo tardé en comprenderlo. No me lancé a consumir desde la primera vez. Pasaron cerca de seis meses entre la primera ingesta y la segunda(s) y todo lo que surgió fueron preguntas y una realidad como no la conocía, porque esto no era, aquello no sólo era aquello… Y luego la tercera si me hizo consumidora habitual, si me enganchó y si terminé fumando cigarrillos cuando hacía ocho años que lo había dejado… Pero a parte sucedieron cosas cruciales, en esos sentidos en los que te adelanto que voy a ser crítica conmigo, por la permisividad que conllevaban los hechos.

      Y sin embargo, me mejoró. Porque yo antes podía cerrar los ojos y ya desde la sustancia no y cada vez menos (es decir, cerrárselos a lo que no estaba bien en mí)

      No te voy a engañar y no voy a decirte: yo jamás la consumo por puro placer. Pero sí, casi siempre que la consumo persigue una finalidad que no siempre es placentera, aunque me guste la sensación de estar colocada. Es una finalidad de limpieza, y siempre terapéutica.

      • Dije “era”…
        Ocurre que al pasar el tiempo comencé a darme cuenta que había algo más que el sólo placer o divertimento. Lo que faltaba era definir o situar ese algo más, hacerlo inteligible para mi. Y claro, eso llegó ( o comenzó a llegar) cuando empecé a leer, y con ello entender, lo que tú, desde tu experiencia con el cannabis mostrabas: el otro lado del consumo. Capté lo que estaba desde los comienzos de mi aventura, agazapado, esperando ser descubierto. Ahora, ya no es sólo un complemento lúdico. Es, si quieres, una especie de herramienta o vehículo que me permite situarme en un plano que parte desde mi interior y se prolonga hasta donde se me antoje.

  5. Pues eso me hace sentir muy bien. Espero que se convierta en un síntoma general para la mayoría de los consumidores. Muchas gracias por expresarlo.

  1. Pingback: – LA RUEDA DEL DEVENIR – Arcano Décimo – X – (Anstrengung des Begfriffs) – Tarot de La Vida del Espíritu – HANNAH ARENDT – imagen de la Tradición Visconti-Sforza « La Fenomenología de la alondra y el cab

Exprésate si lo deseas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: