Pitágoras de Samos (s. VI a.C): unos versos áureos para una juventud y los pitagóricos (5)

.

Entonces, lo que podemos llamar filosofía en sí no son ni los dibujos anime, ni las series y películas americanas, ni el colegio ni la familia o en general no, y ni siquiera, según Deleuze,  la contemplación, o la reflexión, o la comunicación… Lo que podemos llamar filosofía es la creación del concepto.

.

¿Qué es la filosofía? Gilles Deleuze y Félix Guattari

*(lectura en THC)

.

Mi idea, y ya sabéis que desde siempre, porque prácticamente mi idea de Dios, como yo misma, como cada uno en sí mismo, se remonta a los mismos años en que se establece esa complicidad, que ha perdido la memoria de sus raíces, con los abuelos… Así que dos cosas: primero, no es absurdo preguntarse por qué una niña, a la que se está educando en un colegio de monjas, alcanza esa conclusión.  Segundo: ese concepto lleva aparejada la noción de creador y creación; mi vida es mía, la mía, la vida en mí, mi vida, por tanto, me pertenece, voy a vivirla como quiera y bajo mi responsabilidad. Ahora bien, decir, ”esto lo sé desde los 7 o los 14” no podría. Porque desde que hay conciencia siempre me recuerdo sabiéndolo.

Pero conciencia la hay, que no mito de mi vida, desde dos hechos principales, sólo que no sé colocarlos uno antes que el otro:

– Una mudanza

– Parvulitos y la hermana Teresita. En el colegio Santo Ángel de la Guarda a las monjas no las llamábamos madre sino hermana. Coincide este término con el concepto de hermanos de María Zambrano; me temo que la ciudad de los hermanos de María, la maestra, no es la misma que la ciudad celestial de la que habría escuchado hablar, eso por lo menos, la hermana Teresita.

En todo caso, hay conciencia, porque hay recuerdo de un hecho, desde que tengo cuatro años para cinco.  ¿Y en el vuestro? ¿Podéis hacer memoria hasta ese punto?

Santi, de diez años de edad, cuenta algo muy curioso y también algo impregnado de misterio para él mismo; dice que estaba en el pasillo cuando llegó y que tenía cuatro años. Esa memoria, refiérase a lo que se refiera, creo que no dejará de tener para él el mismo significado especial que lo tienen estas dos memorias para mí.

Santi, entra en el garaje el otro día y se sorprende, agradablemente, de verme a mí dentro del coche de su madre… ¡María! -me dice. Cuéntame una leyenda judía. Pero María estaba escuchando, y precisamente, un mito que le habían enviado esa misma mañana y que ella había leído (¿Por qué hablo de ella cuando ella soy yo?). Y eso es lo que le deja escuchar al niño, un mito del Mundo (y por tanto del hombre) que ellos no conocían. Entonces, Santi, ahí, al salir por la ría hacia Xago, muy pegada su oreja a la grabadora, oyendo hablar de esos hombres (formas antropomórficas) que llegaron de las Pleyades (que significa ‘Palomas’ en griego; ¡Uy, como palomas mensajeras! La biblia también es frecuentada por palomas) y de la humanidad gliptolítica, donde ‘litos’ es piedra [como el sujijo de paleolítico: (παλαιός, palaiós=antiguo, y λίθος, lithos=piedra)]. Y es que, al parecer, en Sudamérica, no sé en qué País, alguien decidió hacer negocio con esto, y todo apunta a que es un fraude…  Y menos mal que a Santi no se le ocurrió preguntarme por el término ‘glipto’, que hoy sé que quiere decir: ‘grabado, esculpido’… Pero así funcionamos, con lagunas. Yo aquella mañana era consumidora de la sustancia, y en ese estado, se puede llegar a pensar algo así: Si asisto a un coloquio de Merleau-Ponty viviente y su fenomenología… Pero, ¿es que el círculo de los mexicanos es espiritista? ¿sois espiritistas? Y me pongo a invocarlo… Y esto es lo delirante de la sustancia. Y la mayoría de nosotros, los consumidores, y de vosotros, los potenciales consumidores del mañana,  no nos damos ni, posiblemente, nos daremos cuenta, de hasta qué punto lo somos (delirantes) porque la sustancia si es adictiva y peligrosa, y la mayoría de nosotros no sabe lo que es la voluntad. Y vosotros, todos sin exclusiones, tendréis que saberlo, si como nosotros deseais (los que lo deseamos) que el Mundo, nuestra Tierra, sea un lugar tan bello como lo es pero mejor, con más conciencia.

Pero Santi, que es inteligente y claro, no fuma y por tanto piensa racionalmente… tiene bastante con la primera parte y nos ponemos a hablar de Lucy y su postura bípeda y su pequeño cerebro, que es una australopithecus, fósil de una edad de entre tres millones quinientos años y tres millones ochocientos años (de un profesor de ciencias a otro las cifras en lo concreto varían pero no así en su esencia). Lucy a la que algún día llamaron la abuela de la humanidad y esto de Lucy porque ”sus paleontólogos” y descubridores escuchaban un disco de los Beatles cuando ella se materializó…

.

Lucy in the Sky with Diamonds

.

La Vida, atiende bien, tiene una antigüedad teórica de tres mil ochocientos millones de años. Y nosotros, el homo sapiens, como especie… tan sólo unos cien mil y nuestro origen más probable es el continente africano. Los neandertales, individuos de otra especie, ocuparon sus asentamientos en España (zona de Gibraltar) hasta hace veinte mil años… Por lo que sabemos de las especies, la reproducción no se da entre especies. Aunque yo he visto algunas imágenes que pretendían demostrar lo contrario… En Internet te encuentras cantidad de cosas de las que no puedes estar seguro de que no sean falsificaciones o delirios o fantasías, mientras que alguien pierda su tiempo en ”ejecutarlas”… Lo que sí parece haberse saltado la barrera entre especies, y esto es seguro relativamente, son los virus… Y a partir de aquí las cifras son mareantes, por ejemplo: molécula de la Vida: ADN o DNA (depende de sí se dice en nuestro idioma o en el idioma que habla toda la Ciencia [de mundial] que es el inglés), tres mil millones de nucleótidos y eso dentro de cada una de tus células y en su núcleo.

Lo más semejante a la inmortalidad es el hueso, nuestra materia ósea. Somos organismos que para existir dependemos del conocimiento del signo. El resto de los animales del árbol filogenético, por el contrario, depende exclusivamente de la señal, y creo que como las células. Nosotros somos organismos eucariotas, no bacterias, no arqueas. Aunque contengamos bacterias… Pero todos nosotros, la Vida en sí, derivamos de una primera célula simbólica y real. Ahora bien, nos guste o no nos guste, pertenecemos al mismo filo que las ratas, los conejos y los primates. Esto cuando te lo explican desde los libros a tan tempranas edades, pues ya, cuándo te acercas al climaterio, puedes haberlo hasta olvidado. Lo bueno que tiene el climaterio, o llámalo madurez en proceso indeclinable de envejecimiento, es la carga de experiencia y levedad que acumulas, y por tanto, tu capacidad de discernimiento de lo profundo y lo banal o lo efímero. Y no hemos hablado aún de Pitágoras, y eso hay que remediarlo…

*(una cosa: afirmo que yo aquí estoy dispuesta  a hacer una trampa, y con tal de atraeros os voy a hacer venir por medio de los arcanos, a cualquiera, en general, que se interese por el futuro y no me voy a disculpar más por ello; así lo he pensado y así lo haré y me parece lícito; luego, que te quedes y me prestes atención o que te vayas y no regreses… ya no es asunto mío, y esta nota estará ahí, en el exterior, siempre, para los que entienden, que todos no tenemos capacidad de entender y si la tenemos no la demostramos; que esto no deja de ser una escuela pública y para discapacitados;  y, principalmente,  porque yo lo soy, mientras no se demuestre lo contrario).

Entonces, Pitágoras es uno que nace con cierta buena fortuna, ya que su padre es comerciante y eso conllevará la inclusión del concepto viaje en su vida y ya desde la infancia. Viajar = ver mundo, encontrarse con otras culturas e ideas y eso forma al ser.  También Pitágoras cuenta con maestros, es decir: una educación. Y algunas noticias que nos llegan de él tienen que ver con cartas que se cruzan con un físico milesio: Anaxímenes o quien habló de la importancia del elemento aire… En una de esas supuestas cartas, Anaxímenes le participa a Pitágoras la muerte de Tales.

Tales es considerado como el primero que filosofó  pero ya lo es por Aristóteles… del que aún nos separan siglos. Y en la época de Tales, es de suponer, que la mujer, la hembra de la especie humana, era tan poco considerada como en la época de Aristóteles, del que tengo entendido que o era machista o era misógino pero ¡oh es que el amor! En la Grecia clásica se prodigaba al joven… De todas formas, yo aún estoy muy lejos de Aristóteles y mi contacto con él se produjo gracias a un libro de Goleman, que comenzaba con un fragmento de su ‘Etica a Nicómaco‘: ”Cualquiera puede enfadarse…”. Ahora bien, yo cuando pienso en un comportamiento ético invalido como ético el quemar la obra de otro pensador anterior, y según rumores… eso fue lo que hizo Aristóteles con el ‘Sobre la Physis’ de Anaximandro. Discípulo o posterior a Tales de Mileto que siempre según rumores… u opinión o doxa… y por tanto conjetura… pensó el primero la evolución, de la que Darwin acabó ”emanando” el concepto Selección natural. Pero a Aristóteles y no a Anaximandro se le atribuye el ser el primer biólogo de la humanidad. Y claro, regresa a mi mente (que algunos dicen que es diferente de cerebro) aquel  día de parvulitos, cuando yo acabo el ejercicio de las primeras y la monjita no hace caso de mi mano levantada, porque yo quería tener uno de los juguetes que era un premio para las más rápidas, y se lo acaban dando a otra de las favoritas; dependiendo de quienes eran tus antecedentes (padres, abuelos, familia origen) eras favorita o no.  Y eso es de lo que una se da cuenta a tan temprana edad. ¿Quiso ser Aristóteles nuestro favorito? ¿Y escribió sobre ética pero mientras se apropió de las obras y los adelantos de otros? Han transcurrido unos noventa y ocho mil años desde el nacimiento de nuestra especie como tal pero en esta evolución, lo que no parece discutible, es la importancia de la domesticación de algunas semillas. El cannabis conlleva una historia medicinal de unos cincuenta siglos, según he escuchado aseverar a algún experto en la materia.

Sabemos que por delante de Pitágoras han nacido y se han expresado tanto Tales, como Anaximandro, como Anaxímenes del que Pitágoras sería contemporáneo, generación arriba o abajo, y que el caldo de cultivo de la infancia de los primeros, no es, como un mi caso, un híbrido entre catolicismo, americanismo y anime japonés… más era en Acuario, que resultó ser genómica (de genes).  Sabemos que lo que existe es un pasado homérico, con su mundo del epós (mundo de la épica: arte alográfica en la que la experiencia estética necesita ineludiblemente del público, la sociedad de esa época es ante todo… espectadora, culturalmente sí, y qué coincidencia, la nuestra también… ). Pero están ahí los milesios, que son hombres, también homo sapiens, también organismos eucariotas, hace unos dos mil setecientos años y coloniales, es decir, territorios, que mediante invasiones, los griegos han habilitado para la existencia y donde el comercio, y lo que conlleva el intercambio comercial con otros pueblos, es la base de la economía… Y escucharán hablar de los dioses griegos, y de los babilónicos y puede que hasta de los egipcios, y comenzarán a pensar que si no son los mismos, ni un pueblo dice de sí las mismas historias que otro, quizá algo haya de mentira en todo ello, y, claro la respuesta de la Vida y dónde y cómo ésta se originó, debe ser otra…  Pero se nos dice: la filosofía es un saber de segundo grado, y este segundo no lo deberíamos entender como de más bajo escalafón, sino de la manera en que para existir, para fructificar y florecer, la filosofía, como forma de pensamiento, ha necesitado de la existencia de otros saberes anteriores, llamados de primer grado, como puedan ser las matemáticas o la geometría. El número y la forma…

iAda tiene ocho años, este curso es repetidora pero lo bueno del hecho es que por fin ha aprendido a leer, y Iada es la hija mediana de la camello… Estuve viendo, la otra tarde, la tarde en que me acerqué a la casa de Fátima a por mis diez euros de hachis, sus dibujos y sus exámenes de inglés, la materia en la que iAda puntúa más alto y hablamos de los números, la asignatura que en ella se muestra como deficiente… Yo le digo que por muy poco simpáticos que le sean los números son de importancia vital, para Pitágoras y los pitagóricos lo eran, así que conviene introducirse en ellos cuanto antes y  no hacer como que alguna vez los números van a pasar de largo y dejarnos en paz, porque nunca lo harán y los números siempre serán cruciales.

Pero por hoy me voy a detener aquí, no es que no vaya  a terminar esto que he empezado  a contarte, es que los nombres son sólo un motivo para las ideas, y esos nombres seguirán estando ahí y aquí, entrelazados con mi relato, porque lo importante no son los nombres sino nosotros, que deberíamos sentirnos unidos en nuestra esencia y no es así como nos sentimos.

Anuncios

Publicado el junio 26, 2011 en Palabra de no fumada. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Exprésate si lo deseas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: