– ARCANO XVIII – LA Luna del Tarot del Espíritu del Chemin – Tradición: Marsella y Rider-Waite – EL INCONSCIENTE SIMBÓLICO –

.

La luna rider Waite

.

Waite puso de manifiesto que esta Luna crece por el lado llamado <<de la misericordia>>; además tiene 32 rayos, como las vías de conocimiento de las que habla el Sefer Yesira (el génesis de los cabalistas). Según el rosacruz británico, la Luna, dispuesta así, ilumina la naturaleza bestial de los individuos y resalta las tendencias innombrables que surgen del abismo de la conciencia. Pero si la mente humana dirige una mirada serena a las gotas de luz que caen suavemente a la Tierra desde el astro, se descubre un mensaje permanente de paz y armonía.

‘El Arte del Tarot’

……………………………………………..

.

18. <<La Luna – o el Crepúsculo – 18 arcano mayor del → Tarot, según ciertos interpretes, expresaría la enlodadura del espíritu en la materia (Enel); la neurastenia, la tristeza, la soledad, las enfermedades (G. Muchery); el fanatismo, la falsedad, la falsa seguridad, las apariencias engañosas, la falsa ruta, el robo cometido por los allegados o los servidores, las promesas sin valor (Th. Tereschenko); el trabajo, la conquista penosa de la verdad, la instrucción por el dolor o las ilusiones, las decepciones, las trampas, el chantaje, los extravíos (O. Wirth). Este arcano completa las significaciones del Enamorado y, como esta lámina, corresponde en astrología a la sexta casa horoscópica. Añadamos que la Luna de un Tarot francés del comienzo del siglo XVIII, citado por Gérard van Rijnbeck, reproduce no dos perros ladrantes como en los juegos corrientes, sino una vaca, una cigüeña y una oveja; lo cual remite a la atribución tradicional de los animales domésticos a la sexta casa horoscópica>>. (A. V.)

.

Conviene sin embargo examinar esta lámina desde más cerca: la luna se nos presenta divida en tres planos. Del disco lunar → azul, sobre el cual se dibuja un perfil en forma de medialuna, parten veintinueve rayos: siete azules, siete → blancos y , más pequeños, quince → rojos. Entre el cielo y la tierra hay ocho gotas azules, seis rojas y cinco amarillas que parecen ser aspiradas por la luna.

.

la luna marsellaEl suelo amarillo está accidentado y no tiene más que dos plantitas de tres hojas, mientras que, en el fondo del paisaje, a derecha e izquierda, se levantan dos torres almenadas con chaflanes que parecen estar una a cielo abierto y la otra cerrada. En el centro del paisaje, dos perros color carne (o un lobo y un perro) están enfrentados con las fauces abiertas pareciendo aullar, y se puede pensar que el de la derecha agarra una de las gotas azules.

Por último en el tercio más bajo de la lámina, en medio de un espejo de agua azul, rayado de negro, avanza un enorme cangrejo visto por el lomo, igualmente azul.

Estos tres planos bien distintos son los de los astros, la tierra y las aguas. La luna que los domina sólo ilumina por reflejo y aspira hacia ella todas las emanaciones de este mundo, tenga éstas el color del espíritu y la sangre, del alma y su potencia oculta o del oro triunfante de la materia. Los dos canes cerberos, guardianes y psicopompos, ladran a la luna y nos recuerdan que a través de toda la mitología griega han sido los animales consagrados a Artemis, cazadora lunar, y a Hécate tan poderosa en el cielo como en los infiernos, como lo sugieren las dos torres, límites de los dos mundos opuestos. Incluso el cangrejo ha sido asociado a menudo con la luna por su marcha de delante para atrás, semejante a la del astro. Pero la luna se ha considerado siempre como mentirosa y no debemos quedarnos en esas apariencias de orden cósmico, pues esta lámina tiene una significación profunda y de orden psíquico. <<La luna, dice Plutarco, es la morada de lso hombres buenos después de su muerte. Llevan allí una vida que no es divina, ni bienaventurada, pero sin embargo exenta de preocupación hasta su segunda muerte. Pues el hombre debe morir dos veces>> (RIJT, 252). De esta forma la luna es la estancia de los humanos entre la descarnación y la segunda muerte, que preludiará el nuevo nacimiento.

.

Las almas en forma de gotas, de tres colores diferentes, correspondientes tal vez a tres grados de espiritualización, suben entonces hacia la luna y, si los perros las quieren asustar es para impedirles rebasar los límites prohibidos por donde se extraviaría la imaginación. El mundo de los reflejos y las apariencias no es el de la realidad. Lo único presente en las aguas azules inundadas de claridad lunar es el cangrejo; recuerda al signo astrológico del Cáncer que tradicionalmente es el domicilio de la luna y favorece el retorno a si mismo, el examen de conciencia. Como el escarabajo egipcio devora lo que es transitorio y participa en la regeneración moral.

.

En la vía de la iluminación mística adonde nos conduce el arcano decimoséptimo (la Estrella), la luna aclara el camino, siempre peligroso, de la imaginación y de la magia, mientras que el Sol (XIX) abre la vía regia de la razón y la objetividad. M.C.

.

‘Diccionario de los símbolos’

Jean Chevalier & Alain Gheerbrant

.

.

SIGNIFICADOS ADIVINATORIOS

Este arcano anuncia situaciones problemáticas y confusas, dudas sobre el camino a elegir y falta de previsión. Indica una persona hipersensible y de carácter lunático, y la influencia de alguien con un gran magnetismo que no siempre es saludable para los que caen bajo su influjo, así como celos y fluctuaciones emocionales que provocan ansiedad. Puede anunciar largos viajes por mar o a lugares donde existen lagos o mares. La carta también habla de videncia pasiva y sueños intuitivos, y de un secreto que va a salir a la luz. Sus cualidades son sensibilidad, imaginación e intuición.

En posición invertida: indica sentimientos turbios u oscuros, pasiones incontroladas, un carácter caprichoso, posesivo y neurótico o falto de energía. También habla de la posibilidad de chantajes económicos o afectivos, aparición de espejismos, desequilibrios de todo tipo, difamaciones y mentiras, trastornos psíquicos, fobias y dependencia emocional o hacia sustancias químicas.

‘El Arte del Tarot’

.

.

La Luna por la Escuela de Tarot Le Mat

.

.

1. El simbolismo de la luna es muy amplio y complejo. El poder del satélite. El poder del satélite era citado por Cicerón al decir: <<Cada mes la luna ejecuta la misma carrera que el sol en un año… Contribuye en gran medida por su influjo a la madurez de las plantas y al crecimiento de los animales>>. Esto contribuye a explicar el importante papel de las diosas lunares: Ishtar, Hathor, Anaitis, Artemisa. El hombre percibió, de antiguo la relación existente entre la luna y las mareas; la conexión más extraña aún entre el ciclo lunar y el ciclo fisiológico de la mujer. Krappe -de quien tomamos estos datos- cree que esta relación se debe, como ya creía Darwin, a que la vida animal se originó en el seno de las aguas, determinando el ritmo vital que duró millones de años. La luna deviene así <<Señor de las mujeres>>. Otro hecho esencial de la <<psicología de la luna>> es la modificación aparente de su superficie a través de las fases periódicamente repetidas. Supone el autor citado que dichas fases (especialmente como efecto negativo, de progresiva desaparición parcial), pudieron inspirar el mito del desmembramiento (Zagreo, Penteo, Oreo, Acteón, Osiris). La misma relación puede verse en los mitos y leyendas de <<hilanderas>>. Cuando se sobrepuso el sentido patriarcal al matriarcal, se dio carácter femenino a la luna y masculino al sol. La hierogamia generalmente extendida como matrimonio del cielo y la tierra, puede aparecer también como las bodas del sol y de la luna. Se admite hoy generalmente que los ritmos lunares se utilizaron antes que los solares para dar la medida del tiempo. Es posible asimismo la coincidencia en el misterio de la resurrección (primavera tras el invierno, florecer tras la helada, renacer del sol tras las tinieblas de la noche, pero también <<luna nueva>> y creciente). Eliade señala la conexión de esta evidencia cósmica con el mito de la creación y la recreación periódica del universo. El papel regulador de la luna aparece también en la distribución del agua y de las lluvias, por lo que aparece tempranamente como mediadora entre la tierra y el cielo. La luna no sólo mide y determina los periodos, sino que también los unifica a través de su acción (luna, aguas, lluvias, fecundidad de la mujer, de los animales y la vegetación). Pero por encima de todo, es el ser que no permanece siempre idéntico a si mismo, sino que experimenta modificaciones <<dolorosas>> en forma de círculo clara y continuamente observable. Estas fases, por analogía, se parecen a las estaciones anuales, a las edades del hombre, y determinan una mayor proximidad de la luna a lo biológico, sometido también a la ley del cambio, al crecimiento (juventud, madurez) y al decrecimiento (madurez, ancianidad). De ahí la creencia mítica de que la etapa de invisibilidad de la luna corresponde a la de la muerte en el hombre; y como consecuencia de ella, la idea de que los muertos van a la luna (y de ella proceden, en las tradiciones que admiten la reencarnación). <<La muerte -señala Eliade- no es así una extinción, sino una modificación temporal del plan vital. Durante tres noches, la luna desaparece en el cielo, pero el cuarto día renace. La idea del viaje a la luna después de la muerte se ha conservado en culturas avanzadas (Grecia, India, Irán). El pitagorismo dio un nuevo impulso a la teología astral; las ”islas de los bienaventurados” y toda la geografía mítica se proyectó sobre planos celestes; sol, luna, Vía Láctea. En estas fórmulas tardías no es difícil descubrir los temas tradicionales: la luna como país de los muertos, la luna receptáculo regenerador de las almas. Pero el espacio lunar no era más que una etapa de la ascensión; había otras: sol, Vía Láctea, ”círculo supremo”. Esta es la razón por la que la luna preside la formación de los organismos, pero también su descomposición (como el color verde). Su destino consiste en reabsorber las formas y volver a crearlas. Sólo que está más allá de la luna o encima de ella trasciende el devenir. Por esto, para Plutarco, las almas de los justos se purifican con la luna, mientras su cuerpo vuelve a la tierra y su espíritu al sol>>. Así, la condición lunar equivale a la condición humana. Nuestra Señora se representa sobre la luna, para expresar la eternidad sobre lo mudable y lo transitorio. René Guénono confirma que en <<la esfera de la luna>> se disuelven las formas, determinando la escisión entre los estados superiores y los inferiores; de ahí el doble papel de la luna como Diana y Hécate, celestial e infernal. Diana o Jana es la forma femenina de Jano. En la ordenación cósmica, la luna es considerada en cierto modo como una duplicación del sol, minimizada, pues si éste vitaliza a todo el sistema planetario, la luna sólo interviene en nuestro planeta. Por su carácter pasivo, al recibir la luz solar, es asimilada al principio del dos y de la pasividad, o lo femenino. La luna se relaciona también con el huevo del mundo, la matriz y el arca. El metal correspondiente a la luna es la plata. Se considera el satélite como guía del lado oculto de la naturaleza, en contraposición al sol, que es el factor de la vida manifestada y de la actividad ardiente. En alquimia, la luna representa el principio volátil (mudable) y femenino. También la multiplicidad, por la fragmentación de sus fases. Estas dos ideas confundidas han dado lugar a interpretaciones literales que caen en la superstición. Los groenlandeses, por ejemplo, creen que todos los cuerpos celestes fueron en un tiempo seres humanos, pero acusan particularmente a la luna de incitar a las mujeres a la orgía por cuyo motivo prohíben contemplarla durante mucho tiempo. En la Arabia preislámica, cual en otras culturas semitas, el culto lunar prevalece sobre el solar. Mahoma reprobó, para los amuletos, todo metal que no fuese la plata. Otro componente significativo de la luna es el de su estrecha asociación a la noche (maternal, ocultante, inconsciente, ambivalente por lo protectora y peligrosa) y el que dimana del tono lívido de su luz y del modo como muestra, simivelándolos, los objetos. Por eso la luna se asocia a la imaginación y a la fantasía, como reino intermedio entre la negación de la vida espiritual y el sol fulgurante de la intuición. Schneider precisa un hecho de alto interés morfológico, al decir que la evolución de los contornos de la luna -desde el disco hasta el hilo de luz- parece haber determinado un canon místico de formas, con sujeción al cual se construyeron también los instrumentos de música. De otro lado, Stuchen, Hommel, Dornseif han mostrado la conexión de las formas de las fases lunares con los caracteres de las letras hebreas y árabes, así como también la profunda acción de dichos factores formales en la morfología instrumental. Eliade cita a Hentze, quien afirma que todos los dualismos tienen en las fases lunares, si no su causa histórica, al menos una ejemplificación mítica y simbólica. <<El mundo interior, mundo de las tinieblas, está representado por la luna agonizante (cuernos=cuartos de luna; signo de doble voluta= dos cuartos de luna en dirección opuesta; superpuestos y ligados uno al otro= cambio lunar, anciano decrépito y huesudo). El mundo superior, el mundo de la vida y del sol naciente, está representado por un tigre (monstruo de la oscuridad y de la luna nueva) de cuyas fauces sale el ser humano representado por un niño>>. Se consideran animales lunares los que alternan apariciones y desapariciones, como los anfibios; el caracol, que sale de su concha o se mete en ella; el oso, que desaparece en invierno y reaparece en primavera, etc. Objetos lunares pueden considerarse los que tienen carácter pasivo y reflejante, cual el espejo; o los que pueden modificar su superficie, como el abanico. Nótese el carácter, la relación con lo femenino de ambos. Las diosas que derivan de la forma primitiva de Astarté, como Venus y Diana, llevan una media luna en la cabellera.

.

2. Arcano decimoctavo del Tarot. Presenta la imagen del astro nocturno iluminando los objetos a medias con su luz indecisa. Debajo de la luna, aparece un enorme cangrejo sobre el barro, de color rojizo. La alegoría presenta también dos perros que guardan la ruta del sol y ladran a la luna. Tras ellos, a la derecha e izquierda, hay dos castillos en forma de torre cuadrada, de color carne y ribeteados de oro. La luna está representada por un disco plateado sobre el que aparece un perfil femenino. De ese disco arrancan largos rayos amarillos entre los cuales hay otros rojos, más cortos. Gotas invertidas flotan en el aire, como atraídas por la luna. Esta escena expone la fuerza y los peligros del mundo de las apariencias y de lo imaginativo. El visionario ve las cosas a una luz lunar. El cangrejo, como el escarabajo egipcio, tiene la función de devorar lo transitorio (el elemento volátil de la alquimia), contribuyendo a la regeneración moral y física. Los perros son los guardianes que impiden el paso de la luna al dominio solar (logos), y las torres, por el contrario, se elevan para advertir que el dominio de la luna, está guardado por peligros indudables (los perils of the soul del primitivo). Wirth dice que tras esas torres hay una estepa y detrás un bosque (la selva de las leyendas y los cuentos folclóricos), llena de fantasmas. Después hay una montaña (¿la montaña doble aludida por Schneider?) y un precipicio donde termina un curso de agua purificadora. Esta ruta parece corresponder a la descrita por los chamanes en sus viajes extáticos. Un Tarot antiguo presenta la imagen de un arpista, que, al claro de luna, canta a una joven que desata sus cabellos al borde de una ventana. Esta imagen alude al carácter mortuorio de la luna, pues el arpista es un conocido símbolo indudable del ánima. Este arcano, en suma, pretende instruir sobre la <<vía lunar>> (intuición, imaginación, magia), distinta de la vía solar (razón, reflexión, objetividad) y cargada asimismo de sentido negativo y fúnebre. En aspecto negativo, alude a los errores, fantasía arbitraria, impresionabilidad, imaginativa, etc.

.

‘Diccionario de los símbolos’

Juan Eduardo Cirlot

.

.

La Inteligencia Corporal es atribuida a la Clave 18. Significa Conciencia del Cuerpo y es indicativa de que la iluminación depende de estados corporales. Hasta que los órganos del cuerpo son desarrollados en cierta extensión que hace posible que más elevadas formas de conciencia puedan manifestarse a través de ellos, es imposible experimentar tales estados de conciencia. El sueño está también atribuido a esta Clave y es durante el sueño que nuestras aspiraciones y esfuerzos son constituidos en estructura orgánica. Cada pensamiento y cada acción tiene alguna influencia modificadora sobre la estructura corporal.

Se ha dicho que la senda de la realización es la senda del retorno. Esto está simbolizado por la Luna, que refleja los rayos del sol de regreso hacia el sol. El cangrejo representa la energía instintiva. El lobo y el perro representan la misma energía, pero en una forma más elevada, como resultado de modificaciones evolutivas. También, el lobo es un símbolo de la naturaleza y el perro del arte, porque este último es un producto de la adaptación humana. El sendero pasa entre estos dos extremos, porque la senda del equilibrio no va demasiado en la dirección de la artificialidad, ni permite que todo sea influenciado por impulsos naturales, sin gobierno. El sendero conduce a través de un campo bien labrado hacia alturas desconocidas, más allá de las dos torres que representan realizaciones humanas del presente. El terreno es ondulado, representando períodos alternados de descanso y acción. El estado de desarrollo es Organización.

Clave

La Luna

Número

18

Letra Hebrea

Qoph

Significación

Nuca

Color

Violeta-rojo

Nota

Si

Guematría

100

Astrología

Piscis

Alquimia

Ácueo

.

.

– La Luna – Carmela Vergara

.

.


El pálido rostro de nuestro satélite se refleja en un estanque en cuyo centro un enorme cangrejo, en analogía con el signo zodiacal de Cáncer, domicilio de la Luna, devora todos los residuos, es decir, el peso del pasado, para que el agua no exhale malos olores. Junto a la orilla dos perros, las constelaciones del Can Mayor y del Can Menor, vigilan el camino de la Luna, advirtiéndole con su ladrido para que no se aleje de su órbita. Representan, por tanto, los defensores del orden cósmico, de la propiedad y del inconsciente, como atestigua la presencia misma de las torres amonestadoras, erguidas como centinelas en el misterioso territorio. Esta conexión de la Luna con el perro (o lobo) existe desde siempre en la leyenda de la mitología. Baste pensar en los perros de caza de la diosa lunar Artemisa o en el hombre lobo que aúlla al transformarse en las noches de Luna llena. Tampoco la imagen del cangrejo es casual: su marcha hacia atrás recuerda la trayectoria de la Luna en el cielo, aparentemente contraria a la del Sol.

Cabe destacar que las gotas que parecen llover desde el astro en realidad no descienden hacia la tierra sino que ascienden desde ésta, como atraídas por el misterioso poder lunar. Ello se debe a que la Luna es el arquetipo de la energía femenina yin, absorbente y atractiva más que emanadora. De forma similar, el sentido de este arcano no se extiende del hombre al ambiente sino, al contrario, del ambiente al hombre que, lejos de dominarlo, se ve condicionado por él a través de las energías emocionales no controladas.

La Luna es el último de los arcanos mayores más negativos y problemáticos derechos que invertidos. En efecto, cuando está invertida se atenúa su carácter oscuro y maléfico hacia los arquetipos de la feminidad y de la ensoñación.

Corresponde a la letra hebrea tsade.

.

.

SIGNIFICADOS EN POSITIVO

Es el arcano de lo inconsciente, de lo inexpresado, significador de la dimensión nocturna y oscura de las cosas.

Triunfan las facultades inconscientes del hombre, la memoria, la intuición, la reflexión, la fantasía, la ensoñación; en suma, todo lo que implica un enfoque indirecto, más receptivo que activo.

Pero tratándose de un arcano que no es totalmente positivo, ni siquiera cuando va acompañado de cartas benéficas, asocia estos dones de lo profundo con otras características menos deseables: el excesivo repliegue de uno mismo, las fuerzas negadas, los deseos inconfesados, los traumas, los presentimientos y las visiones angustiosas. Novilunios y plenilunios, marcados por las fases lunares, eran antiguamente las noches de aquelarre, dedicadas a la brujería y a la videncia; ello explica el aspecto más inquietante del arcano, que nos habla entre otras cosas de profecías, parapsicología y prácticas mágicas y evocadoras. Además, dado que el signo de Cáncer, al que corresponde el arcano, se relaciona estrechamente con el pasado, la infancia y la multitud, señala cierta notoriedad y una fuerte influencia ejercida por el consultante en las masas. Recuerdos, nostalgias, secretos, encuentros con personas que pertenecen al pasado, amigos de la infancia, parientes que no se ven desde hace tiempo. Del mundo legendario de la infancia conserva la timidez, la ingenuidad, la credulidad y la sensibilidad, pero, dado que con su periódico crecer y decrecer evoca la idea de cambio, también representa la mutabilidad, las emociones incontroladas, la pasividad, las turbaciones y los instintos. La resolución de una cuestión que data de tiempo atrás resulta posible sólo si se confía en la intuición y se libera de la influencia del propio ambiente. Se trata, por tanto, de una situación aún inestable y de resultado incierto, en línea con la naturaleza cíclica de nuestro satélite, de un límite, de un punto de ruptura más allá del cual se inicia el ascenso. Pero, dado que la luz lunar, aunque débil, ejerce cierto poder sobre la oscuridad, la carta puede asegurar una victoria sobre las tentaciones, el reconocimiento de un engaño antes de que se produzca el daño. Trampas fallidas, tinieblas que van despejándose. Un viaje por mar, un crucero, fiestas populares, asambleas. A menudo se relaciona con la vida cotidiana del consultante, con su ambiente familiar y con su dimensión interior.

.

(♥) PLANO AFECTIVO

Se relaciona con la casa, la familia, la vida doméstica y cotidiana, los parientes. Amores novelescos, locas pasiones; atracción-repulsión. Fecundidad, embarazo, parto.

.

(♦) PLANO PROFESIONAL

Profesiones creativas, en contacto con el público o dirigidas a la infancia: narrativa, espectáculo, psicología, asistencia a mujeres y niños, nutrición. Los parvularios, los jardines de infancia, bares, restaurantes, hoteles. Profesiones vinculadas al agua: hidráulica, pesca.

.

(♦) PLANO ECONÓMICO

Ingresos inesperados, bienes inmuebles.

.

(♦) PLANO FÍSICO

Fertilidad, perfecto funcionamiento del aparato genital y digestivo. Saliva, líquidos, linfa.

.

(♣) PERSONAS

Una persona soñadora e imaginativa, pero ingenua, perezosa, pasiva, que mantiene algunos rasgos infantiles en el carácter. La madre, la esposa, la amante, una viuda, una mujer misteriosa y fascinante. Un pediatra, una niñera, una canguro, una ama de casa, una maga, un marino, un pescador, un socorrista, un cocinero, un comerciante, un intermediario, un actor, un novelista, un fotógrafo.

.

EL CONSEJO DEL ARCANO

Confíe en la intuición. Observe, escuche y sepa callar.

.

.

SIGNIFICADOS EN NEGATIVO

La carta, más negativa derecha que invertida, evidencia los aspectos adversos, difíciles de vivir, de las energías inconscientes: la ansiedad, la depresión, las emociones destructivas, la inquietud. Penetrada de la claridad láctea de nuestro satélite, la realidad adopta aquellas apariencias falseadas y engañosas contra las que nos alerta el arcano: la apariencia sin sustancia, la superficialidad, las ilusiones, las evasiones fantásticas y las intuiciones engañosas que retrasan la evolución. Y también: la incapacidad para conformarse, la melancolía, la inconstancia, los caprichos, dictados por la variabilidad de las fases lunares. Ideas equivocadas, prejuicios, fanatismo, sentimientos confusos, caos interior. Y entonces no hay más que un paso de la falta de claridad a la mentira.

Muchos son también en este caso los problemas, internos y externos, que debe evitar: estafas, falsedad, hipocresía, testarudez, mala memoria, egoísmo, envidia, prodigalidad, susceptibilidad y falta de honradez. Escándalos, secretos divulgados, cartas anónimas, robos, traiciones, equívocos, subterfugios, chantajes, amenazas, raptos, peligros y enemigos reales o imaginarios.

Cuando las cartas cercanas lo confirman, las exasperaciones de las cualidades lunares de receptividad y reflexión se traducen en pereza, mala voluntad, inactividad, autocompasión, negligencia, desorden, incertidumbre y estancamiento.

Trampas e insidias están diseminadas en la vida del consultante, que no obstante no es capaz de rehuirlas. Influencias externas negativas o divergentes hacen su situación aún más fluctuante, sometida a los dictados del ambiente y a los caprichos de la suerte, que opone a la realización una larga serie de contrariedades y obstáculos.

Atención, pues, con los peligros latentes, con las desilusiones, con las desgracias, en suma, con una realidad mucho menos idílica de lo que parece, que debe afrontarse con espíritu de sacrificio y con algunos compromisos renunciables.

Corresponde una mirada atenta al pasado, con todos los recuerdos estériles, los traumas, las influencias negativas y los condicionamientos que es necesario eliminar si realmente se desea progresar. Además, dado que la astrología médica antigua relacionaba la Luna con el cerebro, se refiere a todas las alteraciones de la psique, las obsesiones, los delirios, así como, paralelamente a la identidad Luna-bruja, a todos los aspectos más inquietantes de lo paranormal: las casas infestadas, el mal de ojo, los sortilegios, las maldiciones, los filtros, los venenos y las evocaciones de los muertos. Magia negra, supersticiones, extravagancias.

En general, los ideales del consultante, demasiado sometidos a condicionamientos externos, no están destinados a realizarse.

.

(♥) PLANO AFECTIVO

Sentimientos inestables, engaños amorosos, mentiras, traiciones, peleas y desdenes en la pareja, graves incomprensiones, celos, falta de confianza y de sinceridad. Una relación confusa, sin perspectivas concretas.

Atención a no confundir la pasión sensual con el amor. Relaciones inducidas con el recurso de la magia amorosa, ataduras, filtros.

.

(♦) PLANO PROFESIONAL

Falsas promesas, estafas y trampas en el trabajo. Carrera inadecuada para el consultante, que no sabe ver claro en sí mismo.

.

(♦) PLANO ECONÓMICO

Una propuesta de negocios poco ortodoxa. Inconstancia, fluctuaciones económicas.

.

(♦) PLANO FÍSICO

Una grave enfermedad, aún sintomática, al acecho: alteraciones crónicas; delirios, alucinaciones, neurosis, tendencia al suicidio, intoxicaciones, envenenamientos. Reumatismos, pleuritis, migrañas, defectos visuales, trastornos genitales y gástricos, desequilibrios del sistema glandular y del intercambio de líquidos. Gota, celulitis, obesidad, tumores. Sufrimientos físicos agudos.

.

(♣) PERSONAS

Una persona materialista y conservadora, tan envidiosa y hostil como traicionera y falsa. Un individuo variable y desdeñoso, un lunático, un visionario. Falsos amigos, enemigos ocultos.

.

El CONSEJO DEL ARCANO

Reflexione y no se fíe únicamente de la intuición.

.

.

TIEMPO

Verano, julio; lunes, noche. Signos zodiacales de Cáncer y Piscis.

.

.

LUGARES

Ayuntamientos, lugares públicos, museos, bares, restaurantes, hoteles. Establecimientos termales o balnearios. Lugares oscuros, de mala fama. Regiones lluviosas, localidades marinas, océanos, ríos, lagos, estanques; caminos, playas, escolleras.

.

.

DURACIÓN DE LA PREVISIÓN

De tres meses a un año, aunque puede prolongarse todavía más.

.

.

COMBINACIONES

.

Con el Villano (Mago) o la Papisa (Sacerdotisa): magia amorosa.

Con el Villano y el Sol: altibajos, inquietud.

Invertida, con la Emperatriz: embarazo deseado.

Con el Emperador: un mujeriego de quien desconfiar.

Con el Carro: camino, viaje peligroso que debe evitarse; discordia debida a murmuraciones.

Invertida, con el Carro y la Fuerza: curación gracias a una terapia termal o herborista.

Con el Ermitaño: difamación.

Con la Rueda de la Fortuna: accidente.

Invertida con la Templanza: curación, convalecencia tras una grave enfermedad.

Con el Diablo: fatalidad, maleficios, una mujer peligrosa para el consultante.

Con la Torre: magia negra.

Invertida, con las Estrellas: feliz inspiración poética.

Con el Sol: máxima felicidad; sin embargo si este se presenta invertido, señala una desilusión: incapacidad de cultivar relaciones armoniosas y constructivas.

Con el Juicio: muerte, o en cualquier caso, imposibilidad de proseguir el camino emprendido.

Con cualquier carta de Copas: infidelidad, envidia, promesas no mantenidas.

Con el As de Copas: sueños premonitorios.

Con el Dos o el Cinco de Copas: relaciones ocultas.

Invertida, con el Tres de Copas: festines, banquetes.

Con el Cuatro de Copas y el Ocho de bastos invertido: pérdida de trabajo o dinero por rivalidad.

Con el Diez de Copas invertido: enfermedad infecciosa.

Invertida, con la Reina de Copas: murmuraciones.

Con cualquier arcano de Bastos: confusión, intrigas, trabajo en negro.

Con el Dos de Bastos: obstáculos profesionales.

Con el Siete de Bastos: murmuraciones perjudiciales para la carrera del consultante.

Con el Diez de Bastos invertido: epidemia

Con la Reina de Bastos: noticias de una pariente anciana.

Con cualquier arcano de Oros: ingresos procedentes de fuentes oscuras, pérdidas, engaños.

Con el As de Oros: estafa.

Con el Cinco de Oros: litigio.

Con el Siete de Oros: decepción por parte de un ser querido.

Con el Nueve de Oros: fracasos.

Con la Sota de Oros: un ladrón, un embaucador.

Con cualquier arcano de Espadas: defensa frente a las malas lenguas, murmuraciones, procesos.

Con el As de Espadas: plagio

Con el Dos de Espadas: difamación.

Con el Diez de Espadas: intento de suicidio.

Con la Sota de Espadas: un traidor.

‘El lenguaje secreto del Tarot’

LAURA TUAN

.

.

.

Anuncios

Publicado el junio 29, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Exprésate si lo deseas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: