Archivo del Autor: la consulta de kurilonko

CANNABIS Y MAL DE CROHN

A photograph of hemp (Cannabis sativa L.) in S...

Image via Wikipedia

El Mal de Crohn es una enfermedad crónica de origen desconocido que quizás tiene un componente autoinmune en la cual el sistema inmunitario del individuo ataca su propio intestino produciendo inflamación. Frecuentemente la parte afectada es el íleon o tramo final del intestino delgado, aunque la enfermedad puede aparecer en cualquier lugar del tracto digestivo.
El origen exacto de la enfermedad es desconocido, aunque varios estudios han asociado la enfermedad a variantes genéticas, entre otras un gen del cromosoma 16, pero no es una enfermedad hereditaria en sentido estricto.
Este mal se engloba dentro del grupo de las enfermedades inflamatorias intestinales (E.I.I., I.B.D.), del cual también forma parte la colitis ulcerosa.
Los pacientes con enfermedad de Crohn pueden tener síntomas muy variables. Unos pocos no sufren casi molestias, otros las tienen graves y continuas, y la mayoría se encuentra entre uno y otro extremo, con síntomas que aparecen y desaparecen, mejorando generalmente con el tratamiento.
Dependiendo de dónde esté localizada, los síntomas pueden variar. Las personas con afectación del intestino delgado,- la más común-, tienen sobre todo diarrea, dolor abdominal y lo que se llama síntomas generales: debilidad, pérdida de peso, falta de apetito. En el caso del colon, va a predominar la diarrea a veces con sangre.
También el tipo de enfermedad determina los síntomas. Los pacientes que tienen síntomas inflamatorios suelen tener más dolor y diarrea, mientras que los que padecen de estenosis o estrechez, tienen más dolor, e incluso pueden presentar obstrucción intestinal.
Es importante recordar que la enfermedad de Crohn puede afectar al ano, produciendo lesiones de tipo fístula, absceso o úlcera, con sus correspondientes molestias. (http://es.wikipedia.org/wiki/Enfermedad_de_Crohn)

Según un estudio observacional llevado a cabo en la Universidad de Tel Aviv, Israel, el cannabis puede tener efectos beneficiosos sobre el mal Crohn, enfermedad inflamatoria crónica del intestino. En dicho estudio que investigó la actividad de la enfermedad se analizó en 30 pacientes el uso de medicación, la necesidad de cirugía y la hospitalización antes y después del consumo de cannabis.
La actividad de la enfermedad se evaluó mediante el índice de Harvey Bradshaw para la enfermedad de Crohn. A 21 pacientes se les prescribió cannabis por la falta de respuesta al tratamiento convencional y a 6 por el dolor crónico no controlado. Otros cuatro enfermos comenzaron el consumo de cannabis por motivos recreativos y continuaron al observar mejoría en su estado de salud.

De los 30 pacientes, 21 mejoraron significativamente después del tratamiento con cannabis. La media del índice de Harvey Bradshaw mejoró de 14 a 7. La necesidad de tomar otros medicamentos se redujo significativamente: antes de consumir cannabis 26 enfermos utilizaban corticoides, pero sólo cuatro después del inicio de la terapia con cannabis. Quince de los pacientes habían sido operados 19 veces en un periodo medio de 9 años antes del consumo de cannabis, pero sólo 2 requirieron cirugía durante un período medio de 3 años tras iniciar el tratamiento con cannabis.
Los autores concluyen afirmando que “este es el primer informe del consumo de cannabis en la enfermedad de Crohn en humanos. Los resultados indican que el cannabis puede tener un efecto positivo sobre la actividad de la enfermedad, como se refleja en la reducción en el índice de actividad de ésta y en la necesidad de otros fármacos y cirugía”.

(Fuente: Naftali T, Lev LB, Yablekovitz D, Half E, Konikoff FM.
Treatment of Crohn’s disease with cannabis: an observational study.
Isr Med Assoc J 2011;13(8):455-8.)