DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

ACTUALIZACIÓNDejé de fumar nicotina y también consumir cannabis en ese momento. Fue eso en septiembre del 2011. Hoy nos encontramos a dos de marzo, del 2012, y puedo afirmar que no puedo estar más contenta de haber roto con mi dependencia, que aunque era, o yo lo creía o me lo planteaba así, terapéutica, no dejaba de ser una dependencia. Todos mis mitos con respecto a la cannabis se han ido derrumbando poco a poco. La recuerdo como la amiga que me ayudó en la terapia emocional, en el viaje hacia la esquizofrenia, ”necesaria” inmersión en el pasado inevitable pero también como la causante de mis delirios mayúsculos y de gran parte de mis errores de valoración… Esto es una actualización y lo que sigue el instante en que estuve dispuesta a comprometerme aún más con su causa. Seguiré derrumbando mitos, espero, lo que no quita de que en algún momento, más adelante, le de una oportunidad de guiarme hacia algo nuevo a través de alguna forma que no tenga que ver con la combustión.

 

 

Te encuentras en una página que ha sido fijada a la portada.  Las novedades en la sección blog.

.

*Fotolog de Liberad a María

.

Yo, María Camín, o Ella de Carmen, con NIF 11.424.925c y asturiana, inicio este espacio de reflexión, comunicación y experiencia. Pero en su administración me encuentro con mi amigo chileno, el Dr. Romi. De todas formas, está pensado para que desde el principio funcione como albergue (como de peregrinos del Camino, que somos ciudadanos del Mundo y nos comportamos con consideración por el otro y siempre con urbanidad; vamos, los que entendemos Camino como viaje iniciático [de conocimiento] y no como excursión).

El Dr. Romi y yo hemos llegado a establecer un diálogo, más constante por su parte que por la mía, porque yo adolezco de no cansancio. Para todo soy intermitente, y hace poco Wittgenstein, que es un filósofo-psicólogo de sí mismo, me ayudó a entender lo positivo de este ”mi” comportamiento natural (en todo caso genético).

El Dr. Romi es de no izquierdas. Yo creo que soy republicana, en todo caso la base de cualquier gobierno debe ser la Democracia real, que política quiere decir: <<Saber vivir entre todos>>

.

Mario Teo Ramírez Democracia quiere decir que nuestro ser, quehacer y destino como sociedad nunca está definido en forma definitiva y que nadie puede definirlo al margen de la discusión pública, libre y abierta. En democracia, nadie tiene la última palabra y no hay palabra privilegiada. Ni siquiera la palabra es un privilegio; por lo menos, no está garantizado que lo sea. Hay que lograrlo.

.

El Dr. Romi y yo sostenemos dos discrepancias en sí (su opción política para mí no supone una discrepancia; le comprendo a la perfección, la conciencia que extraje de las circunstancias de su vida pasada en el Chile de su juventud no han dejado, en mí, lugar a la duda, de por qué piensa como piensa y cuáles son sus temores). Ahora bien, él aboga por la despenalización de la sustancia y yo abogo por nuestra libertad, y por tanto, sólo por la legalización de la sustancia que defiendo: la molécula del THC: tetrahidrocannabinol , también conocido como delta-9-tetrahydrocannabinol9-THC), Δ1-THC (usando la antigua nomenclatura) … es la principal sustancia psicoactiva encontrada en las plantas de la especie Cannabis sativa.

Por si no lo sabéis una molécula, en concreto el ADN, es la que nos permite existir. Pero si nosotros (y todo organismo viviente desde la hidra a homo sapiens) no tuviéramos incorporado un sistema endógeno de cannabinoides el THC no se mimetizaría con nosotros como lo hace.

.

Extracto de la conferencia del catedrático de Biología molecular, el Dr. Manuel Guzmán Pastor con el título de “Cannabis, de la biología a la medicina”, celebrada en la sala Off Limits de Madrid, el 17 de febrero de 2009.

.

Y por el momento se acabó. Yo sólo defiendo aquello en lo creo, porque sí, creer no dejará jamás de ser cuestión de fe; ahora, fe no significa religión. Significa sostener siempre la esperanza en una Realización. Y creo en ello como creen y creyeron los indios nativos americanos, que siendo una gran minoría, consiguieron que la Sustancia de sus gentes fuera reconocida por el Sistema, que fue incapaz de extirparla. Pero es que ellos, cuentan con toda una cultura (tradición y terapéutica) que la apoya, se sienten valiosos y han demostrado serlo y aquí, la inmensa mayoría del Pueblo somos horda sin discernimiento, que, a veces, es hasta dudoso que entrañas tengamos; y eso sin mencionar al populacho.

Y no, no deseo que mi sustancia sea distinta del alcohol (el placer que ha dispuesto para nosotros el Estado y que es un consumo consensuado pero también un problema y un peligro potencial  más grande que el del cannabis, y ahí está… hundiendo cientos y miles de hogares y vidas, o por lo menos obligando a sus víctimas reales, los niños, a pelear, desde su más tierna infancia, contra él); pero sí la diferencio de drogas como la cocaína, la heroína, la metanfetamina, a las que temo; porque me han rozado, desde las vidas de los otros y he comprobado lo devastadoras que pueden llegar a ser. Y lo que no he visto, de ningún modo, es que hicieran algo positivo por sus consumidores; ahora bien, ese tipo de argumentos se los confío al Pr. Antonio Escohotado, que él sabe exponerlo desde la mentalidad de un individuo preparado para cualquier tipo de experimentación. Entonces, ni entro ni salgo de ello; lo estudiaré todo con interés. Y me preocuparé de estar informada, que es mi obligación. Vamos, la mía y la de todos, que no se puede hablar de lo que no se sabe, a ver si os enteráis. Entonces, ‘Seres que estáis llenos de prejuicios’, lo que yo le he propuesto al Dr. Romi, que tiende a ser indulgente (minimiza el riesgo de adicción psicológica; física ”no” existe) y no concienciadamente riguroso y analítico con el THC, es lo siguiente:

.

Te propongo una epoché. Que suspendamos el juicio, que tratemos de mirarlo con inocencia y bondad, principalmente porque para nosotros eso ha supuesto (tú tienes una lluvia de ranas y yo algo paralelo) y es la esencia: nuestra experiencia ha fundamentado nuestra creencia. Pero al margen de nuestra bondad, debemos ir más lejos, y abrir los ojos a toda otra realidad. Y entonces podremos afirmar: si en todos los casos el riesgo es riesgo a secas, o bien es riesgo en qué casos y nulo riesgo en qué casos. Un niño cuando otro se cae al suelo… si se hace daño y sangra, al menos, ve sangre si existe y aunque a él no le duela. Y aunque no nos duela todos podemos hacer una transposición de lo que duele caerse porque alguna vez nos sucedió y nos ha dolido… ¿Qué te parece esto? Yo me he puesto a estudiar y de no saber si de derechas o de izquierdas, directamente he pasado a comprender que tengo sentimientos republicanos (de res cosa, populus pueblo) y que la base de cualquier sistema debe de ser la democracia.

.

  1. Transposición

    proceso por el que un saber sabio o saber científico se convierte en un saber objeto de enseñanza.

    *ver en WIKIPEDIA

  2. Digo tan sólo que creo que soy republicana porque espero poder mantener mi fe en esa Realización cuando aborde la cuestión a fondo en materia filosófica. Entonces, podré determinar si es eso lo que soy, o en realidad mis convicciones existenciales no encajan en ello y, por tanto, aún tengo que descubrir y determinar cuál es la forma de gobierno común con la que yo, como Persona, me sentiría satisfecha y representada.

  3. Aquí contemplas mi cuerpo (physis) y mi rostro (alma), lees, si es que sabes, mi mente (espíritu) pero aún te falta mi voz… ¿Quién eres tú? ¿Alguien a quién dirige el sentido de la vista o alguien que también se deja guiar por su oído?

    Y no se me ocurre ninguna otra cosa mejor para ello que mi encuentro con la Fenomenología de Husserl, que nos hablará del territorio proteiforme del régimen de la Phantasia… más allá del inconsciente simbólico y la intencionalidad… porque al principio de todo… Érase una vez sólo la Hylé…

  4. Drogas y cerebro: Cannabis, un desafío para la ciencia. pt1

    • Desde siempre el hombre consume todo tipo drogas, como curación o por placer: alcohol, cocaína, morfina…

      Todas las drogas actúan en el cerebro. Hoy, la biología es capaz de explicar sus efectos en el centro de nuestra cabeza y el estudio de las drogas permite a la Ciencia entender mejor el funcionamiento del cerebro. La cannabis es la droga más consumida en el mundo. Para los científicos la cannábis se ha convertido en una herramienta de exploración del cerebro, una herramienta inesperada y valiosa. Originaria de las cordilleras chinas e indias del Himalaya, la cannabis sativa es utilizada desde hace mucho tiempo para ceremonias rituales y por sus virtudes terapéuticas.

      Marruecos es el primer productor mundial, con dos mil trescientas toneladas anuales.

      La cannabis se fuma en forma de hojas secas, llamadas marihuana, yerba o ganjah. O en forma de resina, el haschis. El Kif es un polvo de polen extraído de las plantas por vareo, una técnica tradicional de Marruecos.

      Con más de ciento sesenta millones de consumidores, es la droga ilegal más difundida en el mundo. Sin embargo, el estudio de la cannabis ha permitido a los científicos como Daniel Piomelli descubrir un sistema esencial…

      *Y aquí, primer alto del Camino, ya que antes de conocer a Daniel Piomelli por este documental… mi referencia era: Dr. Manuel Guzmán Pastor y en el siguiente artículo:
      http://www.bg.profes.net/puntovista2.asp?id_contenido=46403

      Cuando España estaba a la cabeza de esta investigación, en concreto el grupo de investigación de la Complutense (sí en colaboración con Rafael Maldonado, a quien más tarde tendremos oportunidad de ver expresarse en este mismo documental), y esto comenzó a finales de la década de los noventa; se trataba, entre muchas otras áreas de interés también de esta patente ”Terapia con cannabinoides para el tratamiento de tumores cerebrales”; la información preocupante es la siguiente:

      ”Esto es mentira, y si no que alguien se encargue de desempolvar de las hemerotecas el ejemplo de la investigación del grupo de Manuel Guzmán Pastor del Dpto. de Bioquímica y Biología Molecular I de la Facultad de CC. Químicas de la UCM.

      El grupo de este investigador fué el primero en publicar en Nature sobre un descubrimiento realizado por ellos en el que demostraron que el THC inducia la apoptosis en las celulas cancerosas. Lo demostraron en particular sobre un tipo de tumor super agresivo el glioblastoma.

      En España nadie quiso (o pudo) seguir con la fase clínica por problemas con los departamentos de bioética de los hospitales españoles, porque la sustancia utilizada provenía de la marihuana”.

      Y cuya fuente es el siguiente enlace: http://www.meneame.net/story/espana-hay-mas-libertad-para-hacer-investigacion-ee-uu

    • … ha permitido a los científicos como Daniele Piomelli descubrir un sistema esencial en el funcionamiento del cerebro. Un sistema cuya existencia nadie suponía hasta hace aún algunos años.

      Dice Daniele Piomelli, que como el Pr. Ayala se ha establecido en la Universidad de Irvine, en California (piomelli@uci.edu):

      ”Naturalmente, ahora sabemos más que hace diez años pero creo que aún nos falta saber algunos de los puntos principales. No puedo hacer un cálculo, dar un porcentaje pero puedo decir que en este momento estamos en el mundo de los cannabinoides… en el punto en el que tal vez estábamos hace treinta años, con los transmisores análogos como la serotonina o la dopamina. Creo que estamos en un punto maravilloso, en el que empezamos a apreciar lo importante que es este sistema y su importancia nos emociona. Pero en realidad no entendemos el sistema al ciento por ciento”.

      Sin las ratas y los ratones, la acción de las drogas nunca habría podido estudiarse. Comparten una gran parte de sus genes con nosotros. Y las drogas desatan las mismas tempestades en sus cerebros. De hecho, la humanidad entera tiene una deuda moral con estos pequeños animales.

      Se puede drogar a las ratas, manipular sus genes, e incluso partirlos en pedazos Es la vida cotidiana, triste pero necesaria. De los laboratorios que comparan el estado de las ratas drogadas, o genéticamente modificadas, con las ratas controladas o normales.

      Como todas las drogas, la cannabis, vista aquí, en un microscopio electrónico, actúa pirateando el sistema de comunicación del cerebro. Debido a que nuestro cerebro pasa la mayor parte del tiempo hablando consigo mismo su buen funcionamiento se basa en un diálogo incesante entre nuestros cien mil millones de células nerviosas, las neuronas. Para hacer que la información circule, las neuronas envían mensajeros químicos, a los que llamamos neurotransmisores. Ya sea dolor, placer o el ritmo de los intercambios de información, los neurotransmisores regulan un equilibrio sutil y complejo, del que depende el conjunto de funciones de nuestro organismo. Entre cada neurona hay un pequeño espacio en el que se desarrolla una intensa actividad. Es aquí, en la sinapsis, donde actúan los neurotransmisores que se ajustan en los receptores que les corresponden para hacer que circule información de una neurona a otra.

      A principios de los años noventa, los investigadores se dieron cuenta de que la cannabis se ajusta a algunos de estos receptores. Esto quiere decir que nuestro cerebro fabrica moléculas que se parecen a la cannabis. Estas moléculas y sus receptores forman lo que los especialistas como Rafael Maldonado llaman el sistema cannabinoide endógeno. Endógeno porque se encuentra dentro de nuestro organismo.

      Se expresa ahora Rafael Maldonado:

      ”Desde 1980 sabemos, en efecto, que hay receptores específicos. Esto significa que nuestro cerebro, nuestro organismo, está preparado para recibir estas moléculas, para recibir los cannabinoides. Si nuestro organismo tiene receptores de proteínas específicas para fijar los cannabinoides no es para sentir los efectos del hachis o la marihuana. No, sino porque tenemos todo un sistema cannabinoide endógeno. Para tener una importancia de este sistema primero debemos remarcar que la cantidad de receptores cannabinoides es mucho más importante que la cantidad de receptores de cualquier otro neurotransmisor clásico”

      En algunas zonas del cerebro esta cantidad es cinco veces, a veces hasta doce veces, superior a la de los receptores para los neurotransmisores fundamentales, como la dopamina.

      Daniele Piomelli prosigue:

      ”Creo que está claro que el sistema cannabinoide tiene una función importante en el cerebro. Una función que no imaginábamos hace cinco años’

      En el cerebro este sistema actúa, sobre todo, en el cerebelo, que maneja la coordinación de movimientos. El tallo cerebral que regula las funciones vitales, el cuerpo estriado, el hipocampo y la amígdala, responsables de los movimientos reflejos de la memoria y de la ansiedad. Una vez identificados los receptores, los científicos emprendieron la investigación de estas moléculas cercanas a la cannabis que produce nuestro organismo. Es tanto como decir que se lanzaban a la exploración de una verdadera zona desconocida del cerebro.

      En 1992 lograron aislar una primera molécula cannabinoide: la anandamida. Su nombre de la palabra sánscrita ananda que significa ”embeleso” (o como dice la voz en off, felicidad). Cuatro años después algunos científicos piensan que tal vez existan unas diez en total.

      Si los científicos hicieron estos descubrimientos tan tarde es porque no tenían una imagen clara. Buscaban neurotransmisores clásicos (algo así nos sucedió con las arqueas, a las que primero la Ciencia identificó como bacterias atópicas), a los que los cannabinoides no se parecen en absoluto.

      Tomemos el ejemplo de la dopamina. Este neurotransmisor espera que le pidan que actúe en la primera neurona. Entonces es liberado en la sinapsis y se fijará en los receptores de la neurona siguiente. Los cannabinoides en realidad no existen como tales. Cuando el cerebro los necesita se autofabrican utilizando las grasas de la superficie de las neuronas. Luego se pasean en la sinapsis y pueden estimular sus receptores en cualquier neurona.

      El neurofarmacólogo en el colegio de Francia ”X” estudia desde hace mucho tiempo los efectos de la molécula activa de la cannabis: el delta-9-tetrahydrocannabinol o THC:

      ”Podemos decir, que los humanos, en el cerebro fabrican moléculas que son vecinas de las drogas. ¿Qué diferencia hay entre las drogas externas e internas? Una gran diferencia es que la cantidad del producto que se toma con el tetrahidrocannabinol o el opio, no tiene ninguna medida en común con el que se libera en el cerebro. Ese es el primer nivel. El segundo nivel es la ubicación. Es decir, que los productos en cuestión en el cerebro se liberan en un lugar muy preciso, al nivel de la sinapsis y al nivel de una zona que tiene una dimensión muy pequeña. Así que cuando se ingiere el producto afecta a todo el cerebro, por lo que todas las zonas se estimulan de forma simultánea”

  5. Drogas y cerebro: Cannabis, un desafío para la ciencia. pt2

  6. Drogas y cerebro: Cannabis, un desafío para la ciencia. pt3

  7. Drogas y cerebro: Cannabis, un desafío para la ciencia. pt4

  8. Drogas y cerebro: Cannabis, un desafío para la ciencia. pt5

  9. Drogas y cerebro: Cannabis, un desafío para la ciencia. pt6

  10. Dejé de fumar (la combustión) la semana pasada. No quiero volver a fumar en toda mi vida. Y si experimento con el cannabis será en formato culinario, que claro que sí. Yo por mi parte abandono todo esto. La declaración de principios o de intenciones, por el momento muere aquí.

  11. CALIFORNIA = 14 MIL MILLONES DE GANANCIAS ANUALES GRACIAS A LA LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA “MEDICINAL”

    Todo un experimento histórico cultural-económico.
    La alcalde-intendente-mayor de Mendocino / California http://en.wikipedia.org/wiki/Mendocino_County quiere conservar la parte que le corresponde de los impuestos correspondientes. El Jefe de Policía alentó a los cultivadores a que se inscriban legalmente como cultivadores para conservar con sus impuestos los puestos de trabajo de 7 policías. No lo logró. Sólo conservó 2 de los 7 que pretendía conservar.
    Reconozco que es raro que esperen que gente de cierta edad y de cierta tendencia defendamos los puestos de trabajo de la policía. Pero son un mal necesario (en este caso, si te aprieta un narco mexicano vas a rogarle a todos los dioses que aparezca un policía),
    Super interesante el documental = 2 hippies middle age muestran su encuentro en Wall Street para que les permitan cotizar en la bolsa, pedir inversiones y evitar que las grandes corporaciones se queden con el negocio…
    Los chicos legalizeit deberían entender que el mundo es un poco más complejo que “despenalicen la marihuana”.
    Si simplemente la despenalizamos, vamos a ser territorio de cultivo para las potencias narcotraficantes.
    Lo más divertido de todo este experimento es que si los chicos de la DEA van a Mendocino y encuentran alguien con 60.000 plantas, la ley de USA les va a aplicar la pena de muerte.
    Bien mirado, los chicos “legalizeit” son tan funny como Greenpeace.

  1. Pingback: Daniele Piomelli (Universidad de Irvine, California), nos habla sobre la investigación con cannabinoides (marihuana, yerba, ganjah, kif): neurotransmisores, moléculas, receptores del sistema endocannabinoide o sistema esencial de comunicación « M

  2. Pingback: – El Arcano Undécimo – XI – Variación de la Tradición Visconti-Sforza – La espiritualidad de Hanna Arendt - « La Fenomenología de la alondra y el caballo de la Lógica

  3. Pingback: – LA RUEDA DEL DEVENIR – Arcano Décimo – X – (Anstrengung des Begfriffs) – Tarot de La Vida del Espíritu – HANNAH ARENDT – imagen de la Tradición Visconti-Sforza « La Fenomenología de la alondra y el cab

Exprésate si lo deseas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: